22 abril 2014

Qué hacer con un móvil de segunda mano


Las nuevas tecnologías han hecho que prácticamente todo el mundo tenga hoy en día un teléfono inteligente. Resulta más que habitual que una persona incluso decida cambiar de móvil cada año, ya que al fin y al cabo se trata de un producto electrónico que se renueva a una velocidad de vértigo por parte de los fabricantes de telefonía móvil.

Pero no todo el mundo puede permitirse pagar cada año 600 o 700 euros por un móvil nuevo. Por ello, la opción más inteligente para ahorrar algo de dinero en la compra de un nuevo teléfono inteligente es vender el actual móvil en una página de segunda mano. A través de este tipo de páginas podemos vender nuestro terminal a una persona que esté buscando un móvil de segunda mano, y ambas partes salen ganando: por un lado, nosotros nos llevamos el dinero que nos permitirá comprar el nuevo móvil, mientras que la otra persona se lleva un teléfono moderno a un precio mucho más económico en comparación a los precios de las tiendas.

Y es que, precisamente, en eso consisten las páginas de segunda mano. Un usuario vende un producto que ya no necesita a un precio más asequible que el precio de mercado de ese producto nuevo. Otro usuario entra en la página de compra/venta en busca de ese producto de segunda mano, y cuando encuentra un buen precio, se pone en contacto con el vendedor para cerrar el trato y completar la transacción cuanto antes.

El envío y el pago del producto son dos pasos también muy sencillos. Basta con ir a alguna empresa de mensajería para enviar el producto con la garantía de que el comprador lo recibirá en su casa en cuestión de días. Por otra parte, una transferencia o un pago a través de algún monedero electrónico son las dos formas de pago más seguras que existen hoy en día.


Más información | http://www.vendes.net/

29 noviembre 2013

Usabilidad de formularios en webs móviles



Los formularios son uno de los elementos más cuidados en el diseño web móvil. La usabilidad requiere crear mecanismos que faciliten la tarea de entrada de datos en pequeños dispositivos inteligentes, dadas las particularidades que poseen los teclados de móviles y tabletas. Existen ciertos aspectos a tener en cuenta, cuando nos decidimos a diseñar un formulario para pequeños terminales.

A continuación, nos detenemos en algunas de esas premisas y consejos, que Miguel Ángel Álvarez enumera en su artículo “Consejos importantes para diseñar formularios más usables en sitios web optimizados para dispositivos móviles”:

·      Texto reducido a su mínima expresión. El texto a introducir será el indispensable, cuanto menos mejor. En ocasiones, el campo de texto puede sustituirse por cajas de selección o botones.  Se trata de evitar, en la medida de lo posible, la utilización de los teclados virtuales de smartphones y tabletas. También debe reducirse el número de campos del formulario, prescindiendo de los que posean dudosa utilidad.

·      Alineación de etiquetas. Debido a la escasez de espacio, las etiquetas (texto que explica los datos a introducir) han de situarse en la parte superior de cada campo.

·      Adiós a los elementos flotantes. En los formularios del diseño web convencional aparecen elementos flotantes o “pop ups” con textos explicativos o de ayuda. Este tipo de información es absolutamente prescindible en los formularios para móviles.

·      Disposición en una única columna. Esta forma de organizar los campos ahorra espacio y facilita la claridad al lector.

·      Autocompletar. En la utilización de campos input para entrada de datos, el empleo de este función facilita el trabajo de búsqueda y cumplimentación al usuario.

·      Utilización de HTML5. Los campos imput asociados a esta tecnología mejoran la interfaz de los formularios. Por otra parte, existen mecanismos asociados al HTML5, que pueden ofrecer datos del usuario de manera automática. Resultan muy cómodos, pues evitan que éste tenga que teclear más de la cuenta.

·      Recordatorio de datos ya introducidos. Es fundamental que el sitio recuerde datos introducidos con anterioridad, para evitar que el usuario tenga que hacerlo de nuevo.

·      Emplear el sentido común. Dejando las cuestiones técnicas a un lado, en ocasiones el sentido común brilla por su ausencia en el diseño de formularios para la web. Por ejemplo y tal como indica Sergio Luján Mora en su blog Accesibilidad en la Web, en ocasiones las empresas exigen introducir el número de móvil como dato obligatorio. Pero, ¿qué ocurre si el usuario tiene algún tipo de discapacidad auditiva y sólo emplea las herramientas de texto del terminal para comunicarse?.

Existen otros muchos consejos a seguir, en el afán por lograr diseñar formularios más agradables y usables. Todos persiguen la simplicidad y el ahorro de texto. Teclear en un dispositivo móvil acarrea sus complicaciones y esta circunstancia no puede perderse de vista cuando se diseña para este tipo de terminales.

Imagen: Flickr-Mario Carvajal
 

Extracto: Los formularios son uno de los aspectos más mimados en el diseño web móvil. Se trata de facilitar la labor de entrada de datos, favoreciendo la usabilidad y teniendo en cuenta las particularidades de los teclados digitales, en dispositivos inteligentes como smartphones o tabletas.


Fuentes: